625 RAYAS. Sobredosis de televisión.

JÓ, QUÉ NOCHE

http://625rayas.blogspot.es/img/raffaella.gif

Tarde noche eurovisiva la de ayer. Por fin llega el día D para Chikilicuatre. Me siento ante el televisor a las 6 en punto con mi mejor chandal y con un bol hasta arriba de palomitas. Hoy no hay "Cine de Barrio". Una pena. No sé si soportaré un sábado sin ver a Manolo Escobar. Aparece Raffaella. Reconozco que en un principio me pareció algo insólito que le encargaran los especiales eurovisivos a la italiana (ella misma lo califica de "extraña aventura"), pero al final creo que por una vez en mucho tiempo TVE no se ha equivocado. Es resuelta, profesional y cae bien a todo el mundo. Empieza la pregala saludando a Boris (que dijo la semana pasada que se retiraba de la tele para dedicarse a escribir) y a Loles León. Loles le contesta: "Hola, pedazo de perraca". Sale Iñigo, que parece el muñeco Michelín, pero trajeado. Y recién inflado. También aparecen Alejandra Prat y Aitor Trigos, dos mentes privilegiadas. No sabemos por qué ni para qué, pero ahí están. Carmen Sevilla entra por teléfono y dice que está afónica y que ha rezado por Chikilicuatre. Ella no reza por la paz en el Mundo o porque se acabe el hambre. Eso es de antiguos. Ahora se lleva rezar por los representantes de España en Eurovisión. Raffaella manda callar a Celia Montalbán, de M80, que iba de reventadora oficial del Festival. Loles se pone pesadísima con los biceps del cantante de Israel. Babea casi tanto como Uribarri con la representante de Grecia. Queda un poco viejo verde, pero da igual: seguramente aquí acabe su carrera como comentarista de Eurovisión. Esto último que he escrito no me lo creo ni yo. No caerá esa breva. Vuelvo a pensar que a Iñigo le hace falta otro "Supervivientes" para quitarse un poco de lastre. Aparecen en el escenario "Son de sol" y cantan "Veneno". ¿Será una canción con mensaje? Nadie se acuerda de ellas, y nos representaron hace nada. Conexión con Radio Nacional. Están haciendo un programa sobre Eurovisión con los D'Nash como invitados. Cantan a capella ese gran hit de todos los tiempos llamado "I love you mi vida". Aprovecho para ir al baño. No logro vomitar, pero ganas no me faltan. Raffaella reparte premios a los telespectadores haciendo bailar a los invitados. Iñigo baila el "robocop" a su pesar. Y al nuestro. Doy una cabezada. Me despierto con la voz de Juan Carlos Cerezo y pienso que todo ha sido un sueño, que hoy no era Eurovisión y que estaba viendo "Cine de Barrio". Falsa alarma. Era una conexión surrealista con Castelldefells para apoyar a Chikilicuatre. Raffaella da paso al Telediario. Se le nota con ganas de descansar, comer un poco y alisarse el pelo. María Casado dedica la mayor parte del informativo a Chikilicuatre. Normal, ya lo dice el eslogan: "TVE, con la información". Son casi las nueve. Bajo la basura por hacer algo y por moverme un poco. Tanto sillón no puede ser bueno. Uribarri nos saluda y dice que es su vigesimo tercer festival como comentarista. Pues muy bien, pues que le aproveche. Empiezan las actuaciones. Lo de todos los años. Un coñazo en general. España actúa en el puesto 22 (en homenaje involuntario al Dúo Sacapuntas). Aparecen Rodolfo y sus bailarinas. Reconozco que me río con la actuación. Uribarri sigue soltando sus rollos y chocheando un poco en los tiempos muertos. Raffaella anuncia Navidul y nos amenaza con analizar el Festival después. Aprovecho el momento para votar a mi favorita: Bosnia Herzegovina (la mejor canción con la más moderna puesta en escena: unas novias haciendo punto, un cantante desquiciado y una loca dando saltos y tendiendo ropa). Creará tendencia, y si no, al tiempo. Comienzan las votaciones. Lo de todos los años: los mismos votan a los mismos. La Pitonisa Lola, digo Uribarri, sigue babeando con la griega y echando mano de sus estadísticas. Qué contento se pone este hombre cuando acierta. Ainhoa Urbizu con flequillo vota por España. Quedamos en el puesto 16 gracias a la impagable ayuda de grandes potencias como Andorra y Portugal. O sea, lo de siempre. Gana Rusia con un cantante que se parece a Paco Ortega y que ha salido acompañado de un violinista y de un patinador hiperactivo. Y decían que el Chikichiki era friki. Eurovisión no deja de sorprenderme. Vuelve Raffaella. Comienza la postgala. Iñigo sigue igual de hinchado, pero sudando un poco más. Le aprieta demasiado la corbata. Que se afloje el nudo, por Dios, me está entrando agobio de verlo. Entra Ramoncín por teléfono. España estaba pidiendo a gritos su opinión. Raffaella suelta una de las suyas: "me has dado el hincapie para iniciar una nueva conversación". Nadie se extraña de la frase. Adriansens, desde su permanente cabreo, critica la canción española, pero confiesa que se ha reído con la caída de la bailarina. Raffaella llama a los corresponsales de los periódicos para que den su titular del festival. A la crítica de ABC la llaman Rosa del Monte (en lugar de Belmonte). Como es andaluza habrán pensado que es familia de María. Todos los contertulios alaban las cortinillas que han aparecido entre canción y canción. A mí no me han parecido para tanto, pero, claro, no soy un experto en cortinillas. La dedicada a España, por ejemplo, ha echado mano del topicazo de los toros. Muy creativa. Aitor Trigos sigue sentado en el sofá inexplicablemente. Tanto análisis y, sobre todo, tanta profundidad me están dando sueño. Cambio de cadena. En "La Noria" están poniendo a caldo el fenómeno Chikilicuatre. Que si es un montaje perfectamente urdido por La Sexta y TVE para sacarles el dinero a los españoles, que si es fomentar lo friki. Al momento entrevistan a Esther de OT y a su padre, que no son nada frikis, y que demuestran una vez más que son la crema de la intelectualidad. Vuelvo a La 1. Raffaella se despide de España (suplicando con la mirada un programa en el prime time de los sábados). Se funde en un abrazo con Loles. Y al momento comienza la repetición de la gala pre-eurovisiva del pasado miércoles. O sea, lo que se llama un bucle. No puedo más. Me tomo mi vaso de leche y me acuesto. No me duermo, y en lugar de contar ovejitas, comienzo a repasar los participantes españoles de toda la historia del Festival, y cuando llego a Massiel, no sé por qué, me vence el sueño. Perrea, perrea. Zzzzzzzzzzzz.

Comentarios

Jajaja, me encanta, estupenda crónica y divertidísima. Yo la vi a trozos. Es cierto Uribarri babeaba tela con la griega. Cualquiera sabe lo que hacía ya que no se le veía, prefiero ni imaginarlo, jajja. El programa fue una especie de desconcierto general con gente que no sé que pintaba ahí. Eso sí exitazoooooooo de audiencia. me divertí un rato. Lo que dice telepatético es cierto, ya lo comenté una vez a veces tu página da problemas

Yo no vi la previa ni el port de Eurovisión, yo lo que vi fue un especial de Hola Raffaella. Y estuvo mejor que la gala chunga donde eligieron a chikilicuatre. Y sobre Eurovisión, coincido contigo en que el ganador y su puesta en escena fue mucho más friki que el chiki chiki, jajaja. Una última cosa, tu página me da problemas. A veces no puedo ver sus contenidos y la mayoría de las veces no deja poner comentarios o me cuesta horrores conseguir poner uno, como ahora, que lo intento por enésima vez. A ver si ahora...

Yo no vi la previa ni el port de Eurovisión, yo lo que vi fue un especial de Hola Raffaella. Y estuvo mejor que la gala chunga donde eligieron a chikilicuatre. Y sobre Eurovisión, coincido contigo en que el ganador y su puesta en escena fue mucho más friki que el chiki chiki, jajaja. Una última cosa, tu página me da problemas. A veces no puedo ver sus contenidos y la mayoría de las veces no deja poner comentarios o me cuesta horrores conseguir poner uno, como ahora, que lo intento por enésima vez. A ver si ahora...

Añadir un Comentario: