625 RAYAS. Sobredosis de televisión.

CUATRO COSAS

I. Lo mejor de la entrevista entre las Anas de España (AR y la Obregón) no fue otra cosa que la siguiente declaración de la megabióloga, que, por cierto, abre un gran filón para los famosos que quieran evadirse a la hora de responder a la típica pregunta sobre su estado sentimental. La creadora, guionista y protagonista de "Ellas y el sexo débil" respondió algo realmente innovador: "Tengo un romance con un hombre que me lleva 400 años: Beethoven". Escuché aquello y me pregunté: "Joé, ¿hace tanto que nació Beethoven?". La duda me corroía, y como no soy un gran experto en música, me metí en Google y vi que sólo habían pasado algo más de 200 años de su nacimiento. "Si hace estos cálculos con Beethoven, ¿qué no hará con su propia edad?", pensé. Luego, cuando Lequio le regaló una foto en la que estaban su hijo comemicrófonos, el propio Conde y un perrazo enorme, me planteé si se referiría al can protagonista de esos grandes hitos cinematográficos llamados "Beethoven", "Beethoven 2", "Beethoven 3" y "Beethoven 4", y preferí dejarlo ahí, más que nada por salud mental.

http://625rayas.blogspot.es/img/obregon.gif 


II. Qué rematadamente sosas son las entrevistas de la gesticulanta Lorena Berdún. Acabas de ver alguno de sus programas y empiezas a darte cuenta, angustiado, de que echas de menos a Pedro Ruiz. O sea, un horror.

III. Voy al cine a ver "Fuera de carta", la exitosa primera incursión
cinematográfica de Nacho García Velilla, creador de "Aída" y "Gominolas", y producida como éstas por Globomedia. La película es muy divertida, ahora, eso sí, parece que estés viendo un "mix" de actores de series de la factoría emilioaragoniana: Javier Cámara (7 vidas), Lola Dueñas (Policías), Fernando Tejero y Fernando Albizu (Gominolas), Mariano Peña (Aída), Eduardo Velasco (El internado), Alexandra Jiménez (Los Serrano) ... Hay momentos en los que creí que iba a aparecer Jesús Bonilla cabreado o, en su defecto, Amparo Baró repartiendo collejas.

 

IV. Un sábado por la noche viendo la tele es siempre fascinante. Hace unos meses, Tele 5 decidió prescindir de Dolce Vita, antes Salsa Rosa, para dar un giro a su programación, nunca mejor dicho. El otro día, en La Noria, organizaron un debate sobre Telma Ortiz y una entrevista con los padres de Mariluz. Esto se llama un giro de 360º para volver donde estaban: en el barro. Y además, ¿era necesario sortear el apartamento de Polaris World en medio de la entrevista con los padres apesadumbrados de la niña asesinada? Joé, un poco de tacto: sortéalo luego. Qué te cuesta... Lo que vino después es lo de siempre: un debate para que se enzarzaran la abogada de nombre literario que grita como una condenada (Paloma Zorrilla se llama la criatura), el empollón de la clase Alfredo Urdaci, la metralleta rubia Isabel Durán, el permanentemente enfadado Enric Sopena, la omnipresente Pilar Rahola y Carla Antonelli, que pasaba por allí y, como Jimmy libraba, la sentaron a hablar de lo que tocara (o por lo menos, eso parecía). Muy bonito todo.

Comentarios

Jojojo. La Quintana y la Obregón te van a sumar a su lista de enemigos. Esa hipótesis con Bethoven... Y sobre lo de La Noria, simplemente lamentable. Quieren vestir de programa "serio" algo que tiene muy poquito de eso.

Me ha encantado lo de Beethoven, jajja. De la Obregón no voy a comentar nada, Es digna de estudio en facultades y en Tratados de Psicología y Psiquiatría. Por cierto, hoy he alucinado cuando ha entrado por Europa Press "Ana Obregón investigará en origen de un brote de Legionella...en el capítulo de mañana de Hospital Central". los puntos suspensivos los he puesto yo. Empecé a leer el titular y no leía hasta ahí, Volvía a lo de Ana Obregón. Por un momento pensé que en vez de revuelto de champiñones había almorzado setas alucinógenas. Será para verla. ya se sabe, más vale caer en gracia que ser gracioso. Sobre la película que comentas me han hablado muy bien, que es divertida y que se hace corta. Sobre "La noria", qué decir que no se haya dicho ya. Como decía, Tamara "la mala" - Ámbar, y uno que tú y yo conocemos, patéticoooooooooo

Añadir un Comentario: