625 RAYAS. Sobredosis de televisión.

TIEMPOS MUERTOS, CASTINGS Y NIÑOS

I. No soporto ni las caras de circunstancia de los presentadores ni los tiempos muertos de los programas como "El juego de la verdad". Entre la pregunta de Emma García y la respuesta del "presunto concursante", te da tiempo a prepararte una tortilla francesa de dos huevos, a hacerle vudú a Santi Acosta para que no vuelva a la tele o a aprenderte los pasos del "chiki-chiki" en sentido inverso. Más ritmo, por favor.

II. Pobre Angelino. Hasta en su propia web ha dejado un mensaje de despedida. Se teme lo peor... Para seguir en televisión yo le recomendaría que se apuntara a los nuevos castings para buscar bailarines que acompañarán a Chikilicuatre (Chikilicuatro, según Gemma Nierga ayer... hasta su subconsciente barre para el grupo Prisa). De todas formas, esto es un horror: ya hacen este tipo de programas para todo. Ya puestos, ahí van mis sugerencias de posibles programas-casting: podrían hacer uno para buscarle un foniatra a Paula Vázquez; otro para que Carmen Sevilla no diga tanto la palabra "FÍJATE" (si pensáis que exagero, contadlas en cualquier edición de "Cine de Barrio"); otro casting para buscar programadores de Antena 3 sobrios; otro para encontrar niños dispuestos a participar en "Ana y los siete. El retonno"; otro para estilistas con buen gusto para "Al pie de la letra"; otro para buscar gente a la que le haga gracia Felisuco; otro para sacarle el polvorón de la boca a José Antonio Maldonado, el hombre del tiempo de TVE...

Pero volviendo a Angelino, que es mi máxima preocupación en estos momentos, yo pediría para él la presentación de uno de esos concursos nocturnos sacacuartos en los que no entran casi llamadas y los presentadores te gritan todo el rato y te acaban estresando. La televisión española no puede prescindir de un talento así. ¡¡¡Angelino (aunque sea) al ultra-late-night!!!

 

http://625rayas.blogspot.es/img/gemma.gif 

 

III. Se estrenó ayer "Ya te vale", la última apuesta de TVE. Podría ser un programa más de "pon a un niño delante de una cámara, que diga cosas, tú las grabas y ya verás cómo nos reímos", pero lo que cambia y lo hace algo distinto es su conductora. Ya era hora de que volviera a la tele Gemma Nierga. Es amable, sonríe, no es ñoña, controla la situación y no trata a los niños como si fueran tontos. Lo que no me gustó es la falta de "raccord". Se nota, y mucho, que es grabado, y eso canta por soleares.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: